Habitaciones cómodas en Carboneras de Guadazaón

Habitaciones

En Hostal Bar Restaurante Cabañas disponemos de 10 habitaciones cómodas, todas ellas con su propio:

  • Cuarto de baño con bañera.
  • TV.
  • Calefacción.
  • Aire acondicionado.

Cinco de ellas cuentan con balcón donde se puede ver nuestro parking privado al aire libre. Además, aceptamos mascotas.

En nuestras instalaciones tenemos secador y acceso a minusválidos.

No dude en venir a conocernos en Carboneras de Guadazaón, nosotros nos encargamos de que su estancia sea agradable con el buen trato, la excelente comida y el confort de las habitaciones.
Otros servicios

Disponemos de terraza cubierta de manera acristalada para ver televisión, se puede fumar y cuenta con decoración rústica.

Contamos también con lavadero de coches y camiones que podrá lavar, si usted desea, después de visitar todo el entorno de Cuenca, que es maravilloso.

Entorno

Ciudad de Cuenca, situada a 42 km del pueblo en el que nos situamos. La ciudad de Cuenca está en la meseta meridional, en una zona de transición entre la llanura manchega y las serranías ibéricas. Su estructura medieval, sus callejuelas llenas de encanto y sus edificios religiosos convierten a Cuenca, ciudad patrimonio de la humanidad, en un destino de primer nivel. Sus Casas Colgadas, prácticamente al vacío, sobre las hoces de los ríos Júcar y Huécar, son su estampa más característica.

Catedral, Casas Colgadas, puente y convento de San Pablo, Museo de Arte Abstracto y Torre Mangana.

Las pinturas rupestres de Villar del Humo fueron descubiertas en 1917 por un ingeniero de montes. En total se pueden ver en el municipio más de 170 figuras en 12 conjuntos, pertenecientes a la época pospaleolítica. En las escenas destaca la figura del toro, aunque también hay ciervos, cabras, ovejas y seis figuras humanas. Cabe destacar que estas pinturas, como parte del Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica, fueron declaradas patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Se encuentran a 38.2 km de Carboneras de Guadazaón.

Lagunas de Cañada del Hoyo, situadas a 21.7 km de Carboneras, unos 20 minutos en coche.

Un redondel perfecto de 132 metros de diámetro, con orillas escalonadas como un anfiteatro y aguas profundas (25 metros) e hipnotizadoras. La laguna de la Gitana de Cañada del Hoyo impresiona al viajero por muchos sellos que tenga en su pasaporte. Y es aún más conmovedora su vista en verano, cuando el calor y la precipitación del carbonato cálcico hacen que cambie de color. Para terminar de enamorar al visitante, la historia de su nombre: Currita y Jeromo eran dos jóvenes gitanos que vivían al pie del castillo del Buen Suceso, en Cañada del Hoyo y cuyas familias se llevaban a matar.
Hostal Bar Restaurante Cabañas habitación y baño
El relato mil veces repetido de Romeo y Julieta, que en esta ocasión acabó con Jeromo marchándose obligado a otro pueblo y con Currita arrojándose desesperada a una de las siete lagunas que allí cerca había y hay. Una laguna que a la mañana siguiente cobró un extraño verdor, más blanquecino de lo habitual, más luminoso, fenómeno que se reproduciría en adelante todos los años a primeros de agosto, como en conmemoración de Currita, a la que nada cuesta imaginar dueña de dos hermosos ojos verdes. De esta forma explica la leyenda el cambio de color que, como hemos dicho, ya afecta a la bellísima laguna de la Gitana.

Cañete: la localidad conquense de Cañete está muy próxima a la frontera con Valencia. La villa conserva un espectacular casco antiguo declarado conjunto histórico-artístico. Destaca su carácter medieval y joyas como su castillo y sus murallas, en las que se conservan algunas puertas. Muy cerca, a 20 km, está Pajaroncillo, que conserva una necrópolis de túmulos de la Edad de Hierro. Se encuentra a 28.3 km de Carboneras de Guadazaón.

Las Torcas de Cañada son unas depresiones de terreno calcáneo que se extienden a lo largo de 6 kilómetros cuadrados. En el periodo Turonense, hace 80 millones de años, empezaron a originarse debido a la acción que provocan las aguas carbónicas en las rocas calizas. Podemos destacar el agradable clima de la zona. Algunas de ellas tienen un acceso restringido, primero hay que desplazarse en vehículo y luego continuar el camino siguiendo un recorrido señalizado.

Ciudad encantada

Recorrido: la visita a la Ciudad Encantada de Cuenca consta de un recorrido circular de 2,5 kilómetros aproximadamente, perfectamente señalizado. Unas balizas de color turquesa indican el camino de ida y otras similares de color rosa el de vuelta. Durante la hora y media que dura la visita se pueden contemplar una diversidad de formaciones rocosas a las que se han dado nombres de animales y objetos. En cada una de ellas existe un atril con información detallada y curiosidades del parque.

Pídanos más información, le atenderemos encantados.